Reynaldo García Blanco, ganador del Premio de Poesía Casa de las Américas 2017.

Hace unos momentos nos llegó la noticia de que nuestro amigo y colaborador de MamboRock, Reinaldo García Blanco, ganó el Premio Casa de las Américas 2017, en el género de Poesía, por su poemario “Esto es un disco de vinilo donde hay canciones rusas para escuchar en inglés y viceversa”.Mandamos un gran abrazo hasta Cuba por esta grata noticia.

¡Salud y suerte! Felicidades por tu premio, Reinaldo. Acá la liga de una entrevista reciente publicada  en Cuba al recibir este premio: http://www.escambray.cu/2017/la-poesia-cubana-ni-se-rinde-ni-se-vende/

Publicamos de nuevo una entrevista realizada hace un año por MamboRock a Reinaldo, así como cinco poemas que nos envió.

¿Cuál es el panorama actual de la poesía en Cuba?, en los siguientes aspectos: publicación, talleres literarios, revistas, jóvenes en la poesía.

El panorama actual de la poesía en Cuba es muy rico y diverso y por ello pasa también por diversas complejidades. En materia de publicación se asiste a un verdadero maremoto que pone en jaque a los investigadores de la literatura pues se publica mucho y a veces con tiradas limitadas (500 ejemplares) que no siempre llegan a todo el país. El llamado sistema de Ediciones Territriales, donde todas las provincias (16) cuentan con un proyecto encargado de dar a conocer a los autores del territorio así como a los inéditos. A ello se une una red de concursos que van desde aquellos de carácter provincial hasta los nacionales como el Nicolás Guillén que es uno de los mejores pagados y con buena promoción. Casi te pudiera decir, que en los albores del 2014, quedan pocos autores inéditos. Los más jóvenes tienen en la Asociación Hermanos Saíz (AHS) una gran puerta pues cuentan con 6 editoriales dispersas por el país que dan cobertura a lo más dinámico, experimental y osado en cuanto a letras se refiere.

Creo que los Talleres Literarios han perdido el esplendor de los años ochenta. Ya también los tiempos han cambiado. El narrador Eduardo Heras León imparte un taller de narrativa que ha dado promoción a una cantidad inmensa de jóvenes narradores. Muchos escritores imparten talleres especializados. El acceso a Internet, el intercambio de información digital, las ferias del libro han permitido un mayor conocimiento. Pero de todos modos los talleres son una puerta para entrar al mundo de la literatura.

Es profusa y diversa la cantidad de revistas dedicadas a la literatura. En lo particular en poesía se destacan Amnios, dirigida por el poeta Alpidio Alonso Grau, y La Noria, un proyecto de los poetas Oscar Cruz y José Ramón Sánchez que apuesta por lo más renovador y transgresor en las diversas aristas de la literatura. A la par de ello varias revistas culturales de carácter nacional (La Gaceta de Cuba, Unión, La isla infinita) dan cabida a la poesía como género. Unas 16 revistas de carácter provincial también matizan este panorama.

Para muchos he dejado de ser uno de los jóvenes de la poesía cubana (ya cumplí los 51) pero me gusta compartir y leer a todos los muchachos que se avecinan por los predios de la palabra. Mucha gente joven escribiendo. El Premio David, Pinos Nuevos, Premios Calendarios, con ediciones anuales siempre reciben  veintenas de títulos publicables. Hay una verdadera explosión de gente muy nueva escribiendo e interactuando con otras generaciones.

Realizas una extensa difusión de la poesía cubana, ¿cómo la realizas?

Me considero un promotor natural de la literatura y en lo particular la poesía. Espacios radiales (Andar la librería; Los dinosaurios cantan bien; Comentarios de SuperShow; La biblioteca del aire), Coordinador de Talleres Literarios (Teocalli, Aula de Poesía), Boletín Ideas, La Idea del lunes, Oro 18… son tantas que a veces me matan, como dice la canción. Pero siento gozo hacerlo. A veces le quita tiempo a la creación pero me parece válido y me da energías.

¿Cómo ves la poesía latinoamericana?

Creo que es hora de que alguien haga otra antología al estilo de Pulir huesos. Veintitrés poetas latinamericanos (1950-1965) que fue seleccionada y prologada por Eduardo Milán. El mapa poético de latinoamérica se ha complejizado mucho. A veces aturde la cantidad de blog, de concursos, de propuestas que corremos el riesgo de perdernos. Hace falta hacer eventos de mayor envergadura para conocernos e intercambiar. Se necesitan revistas, financiamiento, proyectos serios para conocernos mejor. Para eso hace falta voluntad y dinero, pero no siempre los que rectorean la cultura en nuestros países tienen la visión de este asunto. Por estos días en Cuba es polémica el tema de Poesía y Mercado. En santiago de Cuba, se realiza por ejemplo un encuentro internacional de poetas que se financian el viaje, se costean el evento. ¿Quienes vienen? Muchas veces es gente que tiene mucha plata y muy poca poesía. Otros, que a duras penas logran un financiamiento, llegan, besan y se van, como los marineros del poema. Nos perdemos de vista y se pierde la comunicación. Pero hay algo vertiginoso en latinoamérica y un fervor y de ahí saldrán voces luminosas, te lo aseguro.


Aquí van cinco poemas de Reinaldo García.

LOS JOYEROS QUE AHORA VIENEN A  BEBER CAFÉ A LA ANTIGUA JOYERÍA NIETO

Sentados de a cuatro
Disponen sus básculas de cuarzo
Piedras granate
Anillos matinales
Cadenas del reino mineral

Fragmentos de vida que una vez fueron convento
Artilugios que trancan la circulación
Denotan la isla
Provincias engarzadas en un oro perdido

Beben y sus caras relucen
Son lo máximo
La mínima expresión de una realidad que no puedo alcanzar.

MUJERES BREVES A ORILLAS DEL MAR

No la han visto Gogan ni Picasso ni Chagal. Pero tienen vestidos de flores. Sombreros. Madrigales  silvestres en el pelo. Están en la costa sur. Encima de las piedras. En los playazos.

La mañana es rotunda y tiene un amarillo que funda y congrega. Son la costa, el faro, la arenisca que va y viene.

Ellas hacen la plenitud. Son la letra del año, el alfa y el omega. Son mujeres breves a orillas del mar de Manzanillo, al sur. Recostadas al horizonte se agigantan, se pleitean la belleza. La belleza de unas mujeres a orillas del mar y nombrar la isla y su esplendor.

DIBUJOS DE FAYAD JAMIS

Casitas como caídas del cielo
Custodiadas con matasellos de Bulgaria

Una palma de cuando niño
En Contramaestre

Rostro de mujer
Como si fuera una muchacha de Banao

Una flor parecida a la vicaria
Pero con más pétalos

Un río
El Cauto
El Yayabo

Una pajarita de papel
Una isla
Un país.

FINA VISITACIÓN

Fina fineza de usted señora poesía. Adentrarme  en estas páginas. Ver al otro Camilo, al otro Luther King. Esos que solamente el ojo poético es capaz de retratar.
Fina fineza del país y los soles que la acompañan
Las comidas breves y el viento en la ventana
Que llama a la resurrección.
Usted ha dibujado a Cuba en la palma de la mano
Soy el niño que articula las provincias
La cadencia de la andera.
Fina fineza de usted  Fina García Marruz
Esto lo escribo un viernes
Con sol alto y candente
Y en Santiago de Cuba.

OPUS PATRIA

 Yo tengo tres patrias:
Cuba
Martí
Y la noche.
Las tres unidas por un único genero vallejiano de alegría. De un estar en Vigilia o duermevela y asumir la vigilancia y el escozor.
Digo Cuba
Y sale la explosión de la vicaria en Viñales
Digo Martí
Y las palabras se cristalizan en el aire
Digo noche
Y el sonido del monte me alimenta.
Abro un libro de historia
Un compendio de geografía
Un manual para astrónomo.
Me pierdo
Me sublevo
Doy el salto mortal y me detengo a ver las caballerías que van rumbo a occidente. Palpo una a una las rocas de la costa y recojo migajas de sal para el viaje profundo. Miro las constelaciones y me doy cuenta que camino por el borde sur de la patria.
Digo canario, arriero, majá, sinsonte, harina
Y del diario de Martí me asalta el bosque que presiento.
La noche es un pan lleno de estrella
Las estrellas son un carro celeste que se abisman
Se musican como agoreros.
Tres patrias tengo yo:
Cuba como un as de otro
Martí como un as de triunfo
La noche como un as de espada para defenderme de los que me quieren quitar la lumbre,
el arado, la sonoridad y la miel.
Tres patrias tengo yo:
Cuba
Martí
Y la noche.

Reinaldo García Blanco (Sancti Spíritus. 1962). Poeta y escritor radial cubano. Ha publicado entre otros: Perros blancos de la aurora (Editorial Orientes, 1994); Adiós naves de Tarsis (Ediciones Vigía, 1995);  Instrucciones para matar un colibrí (Ediciones Santiago, 2002 y España, Diputación de Córdoba-Ediciones Unión, 2004); Campos de belleza armada (Ediciones Unión, 2007)

Leave a reply