Poesía reunida e inédita: la mesa está servida

Redacción.-

El significado de publicar un libro es, obviamente, ilustremente, hacerlo público.

Hay infinidad de libros que una vez impresos tienen vida de bodega. Se humedecen, les invaden los hongos, a veces son receptores de un chubasco y hasta allí.

Para que a este libro no le ocurra la muerte, para que esta edición llegue a la culminación de su objetivo que es el encuentro con lectores, para que sepan, los más, sobre la existencia de la poesía, este libro se presentó el día de ayer en ITSON unidad Náinari. En el marco del Día Internacional de la poesía.

Hablo de Poesía reunida e inédita (edición de Instituto Sonorense de Cultura, compilación de Gerardo Bustamante), que apareció en marzo de 2016, al cumplirse el natalicio número ochenta del adea caborquense Abigael Bohórquez.

Ocurrió en esta presentación, donde Ismael Serna fue el artífice, con Juan Manz de moderador, y el Jorge Ochoa, también poeta, el desdoblamiento de regiones del paso por la vida de Bohórquez, así como la lectura de algunos poemas en voz de Ochoa.

Carlos Sánchez dijo algunas cosas respecto de los últimos días de Abigael habitando la ciudad.

Con garra, con elocuencia, Jorge Ochoa expuso las virtudes, los motivos, y los por qué hay que leer a Bohórquez. Cuán bonito, edificante, resulta ver a los chavos que se enamoran de las palabras. La concentración en sus miradas, la participación, preguntas una y otra vez.

Madre ya he crecido, ese magistral poema del poeta que es Abigael, con lectura de Ochoa, se convirtió en los oídos atentos, la diversidad de imágenes, el vientre convulso donde se construyó el cuerpo antes que el nombre.

Jorge Ochoa de-construyendo el final del poema, advirtiendo o aclarando a los espectadores, con la licencia que te da la camaradería, con la irreverencia que dicta el amor.

Invertir una palabra es el juego del acierto. El creer en la perfección del ritmo, echarle la mano a un camarada muerto siempre eterno.

Celebrar el Día Internacional de la Poesía, es un pretexto precioso para aventar las hojas al ruedo. Del libro de marras, ante los muchachos que se gestan hacia la profesión. El rumbo definitivo que quizá deberán de tomar, como futuro.

No les sienta mal, a los muchachos, saber la existencia de la palabra poesía, conocer el nombre y apellido de Abigael Bohórquez: ¿Quién es o quién fue, qué hizo y seguirá diciendo a través de la literatura?

Ayer las palabras de Jorge Ochoa iluminaron de inquietud a los presentes. El convite hacia la reflexión. Los estudiantes solicitando datos, comentando preguntas, subrayando respuestas.

Ahora, por esa necesidad de hacer pública la poesía, las unidades de ITSON tienen en sus bibliotecas el ejemplar de Poesía reunida e inédita. Ya dependerá de los estudiantes si le adhieren el mantel. La mesa está servida.

Leave a reply