Poemas de un largo etcétera

Bruno Herley

 

*

En la radio del auto

la canción era un etcétera sin fin,

muerte donde caímos en la clepsidra;

tal vez fueron los globos que reventamos

a un par de niños,

el silencio en la banca del parque.

Circulábamos por la ciudad antes que desbordara

la miseria a las orillas, antes

que los bienes y raíces encendieran el pabilo

de la granada de confeti: la mentira no necesitaba de lo real.

 

*

Desde la azotea miramos la noche y

creíamos que era el fin del mundo,

mi otro yo en ti en ese río que no cesa de ser él mismo.

Las palomas, acurrucadas en los agujeros de los edificios,

a veces cantaban

y escuchábamos el tic-tac de una estrella en colapso,

tu otro yo en mí en ese río que cesa para encontrarnos en su plano.

 

*

Esos pájaros húmedos

sobre el cable

son fantasmas,

nadie más los ve,

son reales bajo la lluvia,

algo recuerdan

para saberse ahí,

lloran

porque cuando amanezca

desparecerán,

con su vacío los tendré

en la memoria.

 

Bruno Herley. Ha publicado en antologías de poesía y cuento, tiene un par de novelas cortas de nombre Dios  es solo un nombre (cómo matar un pájaro con marketing) El héroe tonto, ambos disponible en Amazon.

 

 

Leave a reply