Pero duele el silencio de las flores

 

Rigoberto Badilla

Poemas de versos cojos

Es un tipo detestable

que amén de frívolo y tonto

con postgrado de ignorancia

firma famélicos bodrios.

Tajantemente presume

ser un gran poeta epónimo

sin embargo en sus endebles

poemas de versos cojos,

¡la inteligencia no rima

con su cerebro heteróclito!

 

***

Amo el color del viento

el agua polimórfica

el horizonte incitador de ausencias

el corazón enfermo cuando enciende

la transparencia de la muerte.

Yo me doy a mí mismo

me regalo

multiplico mi sombra con luces para todos

pero duele el silencio de las flores

cuando pongo el amor sobre la mesa.

Deja un comentario