PERDIZ

Ilustración: Bruno Herley

Bruno Herley

La sombra de la perdiz
es oblicua,
cu-cu,
cu-cu;
el niño llora
porque talaron el árbol
donde sonrió de anciano;
cu-cu,
cu-cu,
los campos son verdes
y el caudal es
la sombra de la perdiz;
piedras,
raíces
y joyas:
luna del amanecer en agua,
laberinto
de sol y grano, nada
se pierde,
todo
encuentra.
Planeemos al horizonte
con una hoja de peral
en el pico.

Leave a reply