A veces siento que escribo porque respondo a estímulos que me impone la cotidianidad

Hugo Medina

Ricardo Solís (Navojoa, 1970) realizó estudios de Derecho y Literatura Hispánica en la Universidad de Sonora. Es una de las voces poéticas más importantes de Sonora: su obra publicada data de 1994, ya hace más de veinte años, y ha perdurado como referencia obligada a la hora de reconstruir la historia de la poesía en el estado (El ciclo del clan de 1996 contiene poesía escrita en 1993). Seguir Leyendo

Con su última mirada

Antonio Perea

No puedo estar tranquilo. Pienso mucho en ella. Hoy es su cumpleaños.

Recuerdo tantas cosas, no puedo creer que fácil la perdí, que rápido me di por vencido, yo que tanto presumo de luchar por lo que se quiere. Seguir Leyendo

Ciudad para quién

Lenin Guerrero

Araña Patona es una obra breve, íntima y potente que retrata las aspiraciones de un grupo de amigos en el tránsito entre la adolescencia y la adultez, una etapa sabidamente relativa y confusa, pero que adquiere un significado muy especial para quienes forjan su derecho a reclamar un lugar, no en la sociedad que los niega, sino en la apropiación de los espacios de la ciudad. Seguir Leyendo

Del desierto al mar: entrevista a Angélica Escoto

fotografía: Angélica Escoto

Una entrevista realizada por la redacción de Mamborock a la fotógrafa (y colaboradora nuestra) Angelica Escoto. Sus proyectos, la magia del acertijo que es vivir, un viaje constante hacia el interior de ella y el desierto. Así no se pinches puedes, con proyectos como estos, dan más ganas de vivir. Seguir Leyendo

Aquellos ridículos Tigres del norte

Heriberto Duarte Rosas

Entre un puñado de Grammys, Pérez-Reverte y el éxito internacional de Los Tigres del Norte, existe un agujero muy espeso y oscuro, por el que han pasado muchas agrupaciones mexicanas, tanto en el género regional (norteño), como en el rock. Pero vayamos a lo que nos compete en estas líneas, a las que le suenan de fondo: la tarola, el bajosexto y el acordeón. Seguir Leyendo

La Motoko que no fue

Imagen: Bruno Herley.

Texto: Bruno Herley.

Desde hace tiempo, cada vez que vamos al cine, no hacemos caso a los horarios de Cinemex, que siempre tienden a proyectar unos quince minutos (más o menos) de anuncios de carácter público y privado, y es de hueva chutarse el rostro amable de alguna institución o de un político, cuyo único resultado es que uno consuma rápido las palomitas y refrescos (al final, esa es la segunda intención). Seguir Leyendo