Ayer vendí mi nombre gastado por un puño de rabia…

Marabunta, de Balam Rodrigo

L. Carlos Sánchez

En esta página herida en la que escribo sobre mis padres / lleno mis ojos con la textura de sus manos / mientras las mías pierden su fuerza / en el teclado del ordenador / en el que vierto estas letras inútiles, / estos siglos de tinta fantasma / que no pueden forjar un poco de pan para los míos, / pero atestiguan su existencia y su memoria. Seguir Leyendo

El tren

 

Bruno Herley

Tres de la mañana, el tren pasa y de él saltan hombres y mujeres, detrás de ellos, una luz venida de quién sabe dónde, ilumina el polvo, solo se alcanza a ver sus cabelleras enmarañadas, bolsas y mochilas en las manos.   Seguir Leyendo

Viajar

 

Reinaldo García Blanco

I

¿Un decálogo para viajar? Hay varios como para escribir un cuento. Me encanta el Tao esencial que dejó escrito el dilecto y apreciado Paul Theroux

Seguir Leyendo