Manual de un poetastro

Bruno Herley

*

Reclinada,

eres crisol

y arena,

vértice de luz

al borde de la gafa,

pieza cónica de sol en río:

el relámpago es el cauce

donde sueñas.

*

Caes al fuego

y el fuego devuelve las naves.

Tuyo el carcaj de velas en el viento.

Tu rostro no tiene fin en mi rostro,

alcohol de mañana

al azar.

El siglo

es un durazno de cuarzo

en la canasta,

humo que devuelve a la leña

su vertedero,

mascara de cal en llanto.

*

No calla el fuego su crepitar.

No calla la hoja su crepitar.            .

Eres

un orificio pequeño, sístole

y diástole es su estela.

*

Millares de galgos

vacían el bostezo

y el sol es barroco en su luz,

claridad de jilgueros

en las cenizas.

Cielo es ojo

cuando lo miran,

cada onda

es páramo plural

en la boca.

*

En el olor a fruta

los peces devoran peces,

desbandada de tizne.

*

Confundes

el asombro

con la figura del cuadro,

luz de mármol en sitio,

tiene el deseo de ocultarlo

todo

en el suntuoso tedio del día.

*

Alud sombrío de barcas

baja del sueño al aire,

derrama la cera

del rostro inverso,

en caudaloso segundo

fisgonea por un óculo

y mirado con sus ojos

decrece al infinito.

Bruno Herley. Ha publicado en antologías de poesía y cuento, tiene una novela corta de nombre Dios  es solo un nombre (cómo matar un pájaro con marketing), disponible en Amazon.

Leave a reply