Los pasos del deseo se escuchan

Ilustración: Bruno Herley

Poema: Josefa Rojas.

Escribo.

Boca abajo, en la cama con una camiseta muy grande azul verde

Me agrada escribir así porque aunque la posición sea de descanso, el cuaderno sobre la sábana es una mesa para mi mano que escribe.

No mucho. Sólo ejercito para que no se me olvide. Manuscritear. Escribir:

 A – abasolo, soledad, absorto

B – badajo, baguel, bellota

C – cantimplora, cuenco, canicas yéndose al desagüe

D – dátil, dulce, dactilar

E – espaldar (ver si es palabra)

Espalda. Oigo tus pasos minimizados por lo descalzos (¿descalcez? No existe) y por la alfombra. Siento cómo te sientas a mis pies ¿Qué haces? Preguntas absurdamente porque ves. Escribo, respondo (obviedad porque ves). Los pasos del acercamiento, las palabras.

Los pasos del deseo se escuchan

desde muchos roces antes

que el primero

 

Te acomodas, no sé tu posición exacta pero estás más cerca.

Percibo tu calor, no volteo. Escribo:

 

F – ficticio, funambulear

G – gusano

H – es muda, Umberto, hilo de seda

I – Intuyo que estás arrodillado, a mis pies (¿tendidos?)

 

Tus manos toman mis tobillos, suben por las piernas, leves. Sabes que me gusta, qué me gusta.

 

J – jitanjáfora (inventar otra palabra, esta ya… ¡todas ya!)

K – kamino, especias: comino

L – licántropo, misántropo, dar y escatimar aullando

Ll – llaves, ya ves

M – macarrón, socarronería

N – neblina, nubosidad, lloviznea

Ñ – ñoñez (quitar, suena muy mal)

 

Me dices algo de mi vestimenta, no lo repetiré, dices que te gusta (lo repetí) y no me importa, a  quién puede importarle

Yo escribo

 

O – ofrenda

P- ¿peces muertos son pescados?

Q- quilombo

 

Son pasos sigilosamente oscuros

taconeos enlamados en el vientre

Son pasos oscuramente sigilosos

pisoteos lodosos en las yemas

de los dedos

de las manos

que se mueven ciegamente

hacia tu cuerpo

 

R- Redondo maxilar,  muralla, pergamino, erre con erre cigarro

S- Suspiro, sastrería

T- Torre, tirabuzón, trece ventanas

 

Escucho sus pisadas en mi ombligo que persigue al tuyo

Sus pies recorren el pasto mojado que sale de mi boca

 

U- Un grillo que cantaba, urraca

 

El deseo empieza a caminar por mis piernas, brazos

Mis mil lenguas

Poro cristalino y húmedo

 

V- Vericueto, vid

W- ulular,

X- xilofón, cromosoma x

 

Se enfanga y desengancha

Deja sus sandalias en el cuello, en el cabello

Empieza a correr descalzo te persigue

Hasta que encuentra tu caricia

Y ahí que empieza su paseo subir bajar por escalones resbalar y rodar por arroyuelos que brotan del único cuerpo que nos hemos hecho bajo su pisada…

Y- yunque, ya, ya, ya

Luego, después de poner su huella sobre todo

Vereda, camino o carretera

Se retira poco a poco

Y ya casi no se escucha

Su minúsculo pasar sobre el gemido

Z- zarandear, zapato, azafrán, lápiz, zeta

 

Escribo…

 

Leave a reply