La magnitud física

Foto: Josefa Rojas

Poema: Bruno Herley.

Tomaba una taza de café y
miré a un perro cruzar la calle,
el trabajo de una mujer en la acera,
un camión forzando la maquina en su marcha lenta,
un auto estacionado,
una casa.
Vi
que cada cosa allí plantada
establecía su propio orden:
la mujer en la banqueta alrededor del trabajo,
el camión imponía la marcha,
el auto y la casa un espacio,
el perro la gracia a todo movimiento.

Al regresar,
miré mis ojos cansados en el espejo.
Es sólo tiempo,
me dije,
después fui a defecar como todos los días.

*Bruno Herley, poeta y narrador. Ha publicado en antologías de poesía y cuento, tiene una novela corta de nombre Dios es sólo un nombre (cómo matar un pájaro con marketing), disponible en Amazon.

Leave a reply