Category Archives: Crónica

Toques, cúter y cuchillos

Foto: Eliseo Gaxiola

Humberto Ríos Navarrete  (Tomado de Milenio)

La mayoría inhala solventes. Es una sustancia que los entorpece. Es lo más barato para ellos. Pocos fuman mota, cuyas madejas de humo a veces son absorbidas por bocas del Metro, pues muchos acampan cerca de ahí. Algunos han sido asediados y heridos, incluso asesinados. Seguir Leyendo

El diagnóstico final fue: Te alejaste de la iglesia

Eliot
Eliot. Foto: María Paula Ríos

Fernando Pennock

El día que volví a ver a Eliot su cabello seguía siendo igual de caótico cómo las olas en un huracán. Sin embargo, sus senos ya no eran visibles; estaban cubiertos por una camisa holgada con figuras de calaveras blancas. Tenía un piercing en los labios y una voz más grave a lo que recordaba. Aún así, seguía siendo esa persona que ama la música emo del 2007 y podría pasársela hablando sobre cómo aún no ha visto Citizen Kane y jamás lo hará. Seguir Leyendo

La Leona y La Leoncita

 

Texto de Alfonso Torúa Cienfuegos, de su próximo libro “Cananea Roja. 1921-1931”

Foto: Bruno Herley

Siguiendo con la serie de la Nota Roja en Cananea de los años 20 del siglo pasado ahora presentamos notas relacionadas con la prostitución. Seguir Leyendo

Un suicidio en el camino a La Catalina

Processed with VSCO with b1 preset – Foto: Bruno Herley

Texto: Alfonso Torúa Cienfuegos.

Cananea Roja. 1921-1931

El 20 de abril de 1925 Cananea se vio envuelta en una terrible conflagración que dejó reducidas a cenizas cerca de 150 casas en los barrios de El Ronquillo y la Cananea Vieja y en la total ruina a cientos de damnificados. Uno de ellos fue el comerciante Antonio B. Almada que tenía una tienda por la Calle del Puente que al no soportar su desdicha optó por tomar el camino falso volándose la cabeza de un tiro. Don Santiago Rivas cubrió la nota y le publicó en su periódico El Intruso en las ediciones del 17 y 18 de marzo de 1926. He aquí la historia de este suicidio:

Un suicidio en el camino a La Catalina Seguir Leyendo

Mi patito amarillo

Abril L Borbón

Iba a comprar zapatos y volví con un pato. Era mi cumpleaños cuando lo conocí. Mi madre me había obsequiado dinero para comprarme algo lindo, un vestido y unos zapatos, lo suficiente para algo decente para mi cena de cumpleaños. Seguir Leyendo

Engordar la vena

Nayeli Irazoky Castro

Era mi amigo, vivía cerca de mi casa, le decían el Güero Pecas: era el terror del barrio.

Le gustaba inyectarse heroína, pero si le preguntaban qué se metía, él volteaba con una sonrisa y decía: Todo lo que apendeje. Seguir Leyendo

Pequeña crónica de la crisis

Texto y foto: Bruno Herley.

En la calle, con la ropa desgarrada y la mugre en todo el cuerpo, hombres y mujeres pasean en su propia realidad por la ciudad.

«No sé de dónde salen tantos. Nos los tiran de Hermosillo. Me ha tocado verlos caminar por la carretera». Seguir Leyendo

Con William Styron en Tlalpan

Un texto que escribió EU en 2006. Pásele:

Eusebio Ruvalcaba

Tenía yo que conmemorar la muerte de William Styron. Traerlo a mis terrenos, conducirlo por los miasmas de los seres vivos. Así que convoqué a un grupo de amigos: Carlos Sánchez, Diana Violeta Solares Pineda, Jorge Borja, y nos reunimos en Tlalpan, en el parque Juana de Asbaje, donde no hace mucho había un manicomio, conocido como la clínica Floresta. Varias veces crucé el umbral de ese sitio. Seguir Leyendo