Category Archives: Crónica

El Fito: entrañable canto

El Fito: entrañable canto

L. CARLOS SÁNCHEZ Un día dijeron que él cantaba. Se corrió la voz. Leer más…

Somos ciudad, somos barrio*

Somos ciudad, somos barrio*

L. Carlos Sánchez La ciudad. Constantes jornadas de pájaros alegres. De árboles que se resisten a claudicar. Ahora son las plagas quienes los derrumban. No obstante, cada día vienen más, se alzan más, con su nobleza para acompañarnos durante las caminatas sobre la acera de la colonia, alrededor del parque, adentro de la sauceda, en… Leer más…

¿A quién le reclamamos nuestras desgracias de la infancia, nuestra desolación infinita?

¿A quién le reclamamos nuestras desgracias de la infancia, nuestra desolación infinita?

L. Carlos Sánchez Acudir el teatro antes de que nos indigeste la cena por tanta mortandad allá afuera. Tener la suerte de una butaca mientras las nota de un sax nos lanza dardos sutiles cargados de emoción. Qué importante es la existencia del agua que nos aclara el rubor de las mejillas, que nos purifica… Leer más…

Mi encierro en la celda rosa

Mi encierro en la celda rosa

Martín Salas Dávila Decisiete de mayo del dos mil diecinueve, dentro de los eventos organizados para el Festival Kino en Magdalena, Sonora. Siendo un estudiante en los últimos semestres de la carrera, Literaturas Hispánicas, buscaba con desesperación una oportunidad para hacer mis prácticas profesionales y así cumplir con uno de los requisitos más importantes para la titulación… Leer más…

Se llama Joel, tiene diez años

Se llama Joel, tiene diez años

Leticia Selene Chávez — ¿A Obregón? ¿En serio? ¡Allí matan gratis! ¡Ni de loca vivo allá! — … — No, no espero nada… ¿Cómo crees que voy a dejar mi tranquilidad y seguridad, por una ciudad que diario reporta un asesinato o en la que descubren hieleras con descuartizados? ¡Tú misma me dijiste que te… Leer más…

Greñas, que no es apodo

Greñas, que no es apodo

Vladimir González Roblero   —¡Una foto con El Greñas! —digo mientras le pido a un compa que nos a tome la imagen con su teléfono. —Greñas, que no es apodo —corrige él. Click. Raúl Fernández Greñas salió de los “camerinos” (la bodega del salón de fiestas) apenas unos minutos después de terminar el concierto de Luzbel. Firmó… Leer más…

Crónica de un Auto-Exilio

Crónica de un Auto-Exilio

Kevin Ley 10 am. Entrego un trabajo final para una clase de mi universidad. Rafael Evans me marca y me invita a Hermosillo, que van a presentar Entrevista con el poeta de Carlos Sánchez y que hay lugar en la van. Pues fuga. Dejo mi auto estacionado, de todos modos volveré en unas horas por él.… Leer más…

Toques, cúter y cuchillos

Toques, cúter y cuchillos

Humberto Ríos Navarrete  (Tomado de Milenio) La mayoría inhala solventes. Es una sustancia que los entorpece. Es lo más barato para ellos. Pocos fuman mota, cuyas madejas de humo a veces son absorbidas por bocas del Metro, pues muchos acampan cerca de ahí. Algunos han sido asediados y heridos, incluso asesinados. Entre los sin techo… Leer más…

Historias de futbol: El autogol de la muerte

Historias de futbol: El autogol de la muerte

La tragedia de Andrés Escobar L. Carlos Sánchez El balón detuvo su marcha al encontrarse con la red: el balón que pateara con su pie derecho, por accidente, por infortunio. De pronto se apagó la luz de su mirada. Las voces de un estadio repleto festejando el gol  le cegaron la visibilidad. Veía sin ver.… Leer más…

La Leona y La Leoncita

La Leona y La Leoncita

Texto de Alfonso Torúa Cienfuegos, de su próximo libro “Cananea Roja. 1921-1931” Foto: Bruno Herley Siguiendo con la serie de la Nota Roja en Cananea de los años 20 del siglo pasado ahora presentamos notas relacionadas con la prostitución. Leonarda Marquez, alias “La Leona” y su hija “La Leoncita” eran dos mujeres que se dedicaban… Leer más…