Author Archives: mamborock

Diario desierto de mar y juegos

Diario desierto de mar y juegos

Angélica Escoto desarrolla desde hace diez años un diario visual autobiográfico en los paisajes agrestes y desolados en la península de Baja California. Usa como soporte la fotografía análoga, y los personajes son hijas, familia y autoretrato. Sus piezas señalan un realismo poético. Continue Reading

Mi sentencia en la cárcel es mucho más tiempo que el que me queda de vida

Mi sentencia en la cárcel es mucho más tiempo que el que me queda de vida

Yo había arrojado el cuerno cuando me quedé sin cartuchos, pero saqué un revolver y le apunté a un policía que medio sacaba su cabeza por encima de la patrulla, al ver mi precisión para apuntar, tuvo temor, esto pasó en uno o dos segundos, él instintivamente se arrojó hacia atrás, yo sólo moví el revolver unos centímetros hacia la izquierda, le disparé a su compañero quien estaba a un lado de él, en ese momento recibí un balazo en el pecho, me desplomé Continue Reading

Alfredo Jiménez Mota: casi doce años

Alfredo Jiménez Mota: casi doce años

Esperanza cuenta sobre esos días en los que Alfredo marcaba para su casa, desde Guaymas, para avisarle a su madre que estaba por llegar, que hiciera desayuno, como a él le gustaba. En esos días él escribía en El Imparcial, y lo hacía sobre el narcotráfico, aparente motivo de su desaparición Continue Reading

Hay mucha parte del arte contemporáneo que no es crítica. Ni reflexiona

Hay mucha parte del arte contemporáneo que no es crítica. Ni reflexiona

Claro que un artista tiene que estar viendo el mundo pero no es lo mismo ser un artista mexicano y ser pasivo y no consciente de eso. Y muchos sí lo son. No son conscientes. Están dedicados a un snobismo y a un comercio de arte vacío, sin contenido. Muchos. No estoy generalizando. Pero sí hay un snobismo en el arte contemporáneo, alejado de todo esto. A mí sí se hace crítico. Continue Reading

Son cosas que me tocaron vivir a lo largo de década y media de reportear en las calles de Tijuana

Son cosas que me tocaron vivir a lo largo de década y media de reportear en las calles de Tijuana

Cuando llega al colmo de la decepción, cuando se da cuenta que no va a trascender como reportero, llega el momento en que decide pagar por su propia ejecución: pagarle a unos sicarios para que lo ejecuten de manera espectacular y lo conviertan en un mártir del periodismo. Es una sátira, es un cuento con muchísimo humor negro, que se burla de esta obsesión de muchos colegas de convertirse en narco best sellers Continue Reading

La literatura tiene la oportunidad de describir lo que está pasando, lo que no vas a ver en la tele

La literatura tiene la oportunidad de describir lo que está pasando, lo que no vas a ver en la tele

Me parece que la actividad literaria tiene que influir en todos los aspectos de la vida: en la política, en la educación. Soy partidario de que la literatura —sea novela, cuento, poesía—, aunque no necesariamente, puede tener un mensaje político sobre todo en una época como la que está viviendo el país, con altos índices de violencia, altos índices de crimen, altos índices de desaparecidos, y tristemente altos índices de impunidad Continue Reading

Con la cámara en las manos

Con la cámara en las manos

Es cuando “ladran los perros del amanecer” diría Joaquín Sabina. Esa quietud es lo que quiero rescatar con estas composiciones, con esos caballos que dormitan, con esas camionetas viejas entre la niebla, con esa hierba… lo difuso, lo que pierde claridad con la llegada del día y la noche que se aleja. Continue Reading

El humano sueña con las máquinas

Jacques Sternberg (Amberes, Bélgica, 17 de abril de 1923 -Paris, Francia, 11 de octubre de 2006) y Fredric Brown (29 de octubre de1906, Cincinnati – 11 de marzo de 1972), escritores del genero fantástico y ciencia ficción, miraron a la humanidad desde la ironía de lo imposible (o posible, según se vea). Continue Reading

Los pasos del deseo se escuchan

Boca abajo, en la cama con una camiseta muy grande azul verde
Me agrada escribir así porque aunque la posición sea de descanso, el cuaderno sobre la sábana es una mesa para mi mano que escribe.
No mucho. Sólo ejercito para que no se me olvide. Manuscritear. Escribir:
Continue Reading