Author Archives: mamborock

Los recuerdos y los discursos son una caja de galletas

 

Bruno Herley

Camino y pienso en el pasado, lo mejor que eran aquellos tiempos, aunque en aquellos tiempos uno ni en cuenta. Tal vez sean los sexenios que tengo de edad, o el extrañar la frescura de los veinte o treinta, cuando cualquier desfiguro era levemente soportable. El ambiente pastoso del clima helado y el canto de los pájaros en los árboles, ayudan a rebobinar Seguir Leyendo

Técnica de fe

 

Bruno Herley

 

El aire traía un terciopelo de polvo y en el horizonte el sol era un plato de oro enmohecido sobre los cerros. Frente a nosotros, en las dos torres de la iglesia, las palomas cantaban desde las ventanas. En la plaza había cuatro trabajadores tratando de avanzar con la remodelación del quiosco y el piso para cuadrar los millones gastados.

Seguir Leyendo

Narraciones de un barrio lejano II (bala, clavo y martillo)

 

Francisco Luján

 

Puso en su pecho la bala, para percutirla usó clavo y martillo, el plomo atravesó su corazón y el estallido reventó los dedos, nadie lo escuchó. Juan era su nombre, un vato bien portado, oía Heavy metal y cada fin de semanas lo veíamos en las tocadas. El suicidio fue por una morra, sus papás nunca lo supieron, todo quedó entre compas.

Seguir Leyendo

Narraciones de un barrio lejano I (El Chico)

 

Francisco Luján

Con la boca abierta y los ojos en blanco, así quedó el Chico, un vatito bien aventado, raterillo conocido del barrio que, allá en sus buenos tiempos, a mediado de los noventa, una y otra vez asaltó el abarrote de don Ramón, pero hoy no pudo con el paquete, se las daba de buchón espantando a la gente con una AK-47 toda desvencijada y siempre andaba dando la vuelta en una troca vieja y sin placas. Decía él que estaba bien parado con el dueño de la plaza y tiraba perico Seguir Leyendo

Antes de navidad

 

 

Bruno Herley

Sentado en una banca, con la vista perdida entre el follaje de los árboles, encontré a Juan, un hombre de cincuenta años, de alguna ciudad del norte. El humo del tabaco salía de la cobija con la que se cubría hasta la cabeza.

Seguir Leyendo